30.12.08

Como me haces reir, te amo como a pocas personas. Gracias por todo deformidad sexy (L)

26.12.08



¡Ugly Ugly Christmas!
(esperando la llegada del 2009 y que se termine este maldito año)

21.12.08

Olvidar es divino. Pero yo personalmente, por mi parte, no creo en esa palabra, no creo en el olvido. No creo que algo fuerte que haya pasado, se salte de largo, se ignore y se pase a otro capítulo. Lo que pasó, pasó y a HACERSE CARGO. No se pueden olvidar peleas, no. Después de estos momentos, nada llega a ser igual que antes, ni siquiera se asemeja a hacerlo. Trata de ser una copia, pero falla. A eso voy. Un error, una pelea, lo que sea, es una falla. Y como tal, al tratar de arreglarlas, puede ser que se arreglen, pero lo que se rompió, lo que se falló ya no es lo mismo que tenías. Lo que se rompe, por más arreglado que esté, puede que se vuelva a romper, que se quiebre, y ya pase directamente a formar parte del pasado, de lo que fue. De lo que fue, y no va a volver a ser. Es como un vació que queda, un puente que se corta y si lo pasás, caés al vacío. Caés a un lugar donde estás solo. Solo y sin nadie, y en el caso de que alguien pase y te vea, puede que te ignore ¿porqué? porque le fallaste. Porque es así, lo hecho, hecho está y por más de que te quemes la cabeza tratando de olvidar, siempre se vienen flashes a la mente, y nunca, jamás, se puede pasar a otro plano, sin acordarse de lo vivido. Es imposible y las cosas pasan por algo.
video

17.12.08

La verdad que yo ya me cansé. Me saturé de tener que lidiar permanentemente con peleas que no terminan nunca, duran una eternidad. Siento que acá todo el mundo te quiere ver mal, te quiere ver llorar. Pero es todo demasiado confuso. Primero te demuestran un cariño inmenso, algo sin comparación, para después sacarse la careta y despedazarte. Porque es así, no solo te caretean sino que te destruyen, te hacen mierda. Total no pierden nada, siguen con sus vidas, felices y contentos. Aunque me duela, reconozco esas actitudes. Me cansé de que me quieran castigar, y que después me busquen, sin embargo, lo único que consiguen es perderme. ¿Salió al revés la jugada? Borrón y cuenta nueva. Por más de que no parezca, yo sí tengo en cuenta lo que me hacen, sea bueno o malo. Lo que sea. Me acuerdo de todo, puedo perdonar, pero no olvidar. Callada como soy, puedo ser la peor, pero la verdad que no me interesa. Nunca me interesó hacerle mal a nadie, ni traicionar a nadie. Esas palabras no están en mi diccionario, y si alguna vez lo hice, no fue con intención. Hoy llegó el día en que TODO ME DA IGUAL. Me pueden odiar, me pueden amar, me pueden matar, que la verdad, para mi ya es indiferente.

Hay momentos y momentos. Momentos para hacer chistes. Momentos para reirse del otro. Momentos para ser serios. Momentos para joder. Momentos para preocuparse. Siemplemente, momentos y momentos. Ultimamente siento que la comparacion me pone mal. Yo soy lo que soy y otra persona es lo que es. Si te gusta tomalo y si no dejalo. Es sencillo. Nada más que eso. Tampoco entiendo la forma que tienen de tomarse algo que yo considero serio en chiste. No es comodo que se rian de tus desiciones ni mucho menos de lo que es uno. Es hartante tener que bancar cosas que uno no está dispuesto a hacer. Nunca me gusto comparar entre una cosa u otra o entre una persona y otra. No creo que haya necesidad, sino ganas de joder y herir.



Lo que es peligroso tienta. Lo prohibido te llama a gritos. Lo exagerado excita. Lo bueno aburre. El riesgo, son las ganas de experimentar, sabiendo que pueda a llegar a tener consecuencias no buscadas. Es bueno arriegarse en la vida, pero sin tocar fondo. Intentar el riesgo, es sinónimo de adolescencia, lo cual es sinónimo de crecer. Crecemos, cambiamos, pensamos igual, pensamos distinto, nos peleamos, nos reimos, lloramos, jodemos, exageramos, sentimos, odiamos, amamos, adoramos, celamos. Pero lo que más queremos, es acercarnos al peligro. En donde te podés llegar a encontrar con cualquier cosa. Y cuando digo CUALQUIER cosa, bueno.. lo doy por sobreentendido. La gente cambia. Puede cambiar tanto para peor como para mejor, pero siempre hablando de actitudes. Cambiamos nuestros gustos y pensamientos, pero nunca sentimientos. Nos juntamos con las personas que sentimos que nos entendemos, nos peliamos con las personas que no se comparten cosas. Es cuestión de afinidad. Es cuestión de entender, respetar y aceptar a quien tenés al lado y a sus desiciones.

13.12.08


Estoy confundida, agobiada, harta. Estoy indecisa, rara, harta. Estoy agobiada, desepcionada, y harta de nuevo. Me considero una persona buena, demasiado. Tengo una capacidad de perdón demasiado fácil, lo que me hace una persona manejable cuando más débil estoy. Cuando conocen mi punto débil, me atacan por ese lado, y me derrotan, me tiran abajo, me hunden y sin embargo, yo sigo perdonando. Creo tener límites, pero no lo pruebo. Quizás es por eso que me mienten en la cara, o no. Ya ni se si me mienten, desmienten, confiesan, o me atacan con una sinceridad que me llega. Y es por eso que hoy me encuentro encerrada en cuatro paredes preguntándome qué hacer. Preguntándome a quién creer. Por un lado me confirmaron dudas que yo tenía, que iban creciendo día a día en mi, y por el otro me hicieron caer en una trampa de una cara linda, dejándome así sin palabras para defenderme, y una vez más, perdoné.

¿Y ahora qué puedo pensar? ¿qué hago? ¿tengo que hacer algo yo?
Nunca me sentí tan perdida. Siento que estoy parada en el medio de una ciudad y que la gente pasa sin mirarme, sin entenderme. Me ven, pero no me miran. Me ignoran.
No me siento sola, al contrario, pero me siento en soledad. Es una sensación rara. Se siente como si todos te apoyaran, pero sin que sientan lo que yo siento. No conocen ese estado. Me piden perdón. Dicen sentirlo, pero no. Yo se que no lo viven como yo ni mucho menos.
Dicen ponerse en mi lugar, pero son sólo palabras. Palabras más, palabras menos. En fin, palabras.

Quiero que se termine todo. No quiero tener mas pesadillas. No quiero tener que remar más nada, para que después me saquen los remos. No quiero ser parte de un juego en el que siempre voy a salir perdiendo. No quiero tener que rogar algo que no voy a conseguir. No quiero suplicar, no quiero existir. A veces en la vida uno desea nunca haber nacido. Pero ese ''a veces'' hace referencia a cuando la estamos pasando mal, a cuando nos arrepentimos por algo o cuando no nos salen las cosas como esperamos. En esta ultima etapa pense que mi suerte habia mejorado, que estaba logrando lo que siempre pedi. Pero era solo una apariencia, un pensamiento. Al parecer no era tan así, sino todo lo contrario, en donde siempre saltaba algun problema del cual yo era la protagonista.

En la vida uno elige. Se elige con quien o con quien no estar. Se elige lo mejor, o por lo menos lo que parece ser lo mejor para uno mismo. Se eligen las personas con las cuales compartir determinados momentos, chismes, palabras. Simplemente, se elige. Hay veces que uno no está seguro de que es lo mejor, o lo que lo va a hacer alcanzar una meta: estar tranquila, en paz, sin razon para preocuparse o desconfiar. Determinados momentos en la vida nos hacen enfrentarnos con cosas que uno no creía posibles, con desiciones dificiles de tomar, desiciones que cambian muchisimo la vida de uno, desiciones finales, definitivas. Pero el problema no es el enfrentamiento, sino a la hora de elegir, a la hora de decidir, y es ahí cuando amanecen las dudas, cuando sentis que estas entre la espada y la pared, cuando eso que vas a elegir puede ser tu nada o tu infinito, puede llegar el fin o continuar, un todo o nada. Mis pensamientos acerca de esto es que cada uno tiene que buscar su felicidad. Tiene que chocarse con algo que le de un golpe de, no diria alegria, sino libertad, algo que los haga sentir liberados y no en el sentido de estar solos, sino, me refiero al sentido de libertad a la hora de pensar que se puede estar en paz. Encontrar la felicidad es lo más dificil que hay. Olvidarse de momentos especiales, también lo es. ¿Por qué? porque esos momentos ''especiales'' son denominados así, por ser inolvidables. La vida se te va complicando a medida que pasa más el tiempo y cuesta más llegar al apogeo, al todo en cuestion de felicidad. Es difícil, muy, y más si se echa de menos. Yo elegí, y hoy no me siento radiante. No se si es lo mejor o lo peor, pero todo cambia, hay tiempo.... el tiempo es la respuesta.

Todo vuelve, como vos decís, como él dice, como ella dice, como yo digo, como todos decimos. Por fin se está acercando el día en que todo lo que me y nos hiciste durante el año te está llegando. Es un boomerang que tardó un poco en venir, pero mejor tarde que nunca. Tarde, pero seguro. Quiero que finalmente un dia me despierte y me de cuenta que te diste la cabeza contra la pared y que de una vez por todas, hayas bajado al mundo donde todos nos encontramos, y que hayas dejado de creerte más que el resto. Porque si hay algo que verdaderamente me enferma, es que te creas superior, es irritante. Con todo tu ego sobresaliente me lastimaste a mi, como a muchas otras personas. Pero ya es algo a lo que estoy acostumbrada.


Finalmente puedo desprenderme de aquel amor obsesivo,
puedo ser yo, con mis metas,
con mis principios y con mis ganas de ser.
Nunca había tenido ganas de ser, todo siempre lo circundó.
Hoy soy libre y quiero poder amar a otro hombre.


La risa y la imaginación es lo mejor que tengo
Dale, párate en frente mío.
Mira como te miro,
con una sonrisa irónica
Que te muestra,
que la que ganó fui yo.

Pretendo ser dueña de algo y de alguien.
Pretendo ser madre y amiga.
Esposa y conocida.

Siempre es preciso saber cuando se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando puertas. Cerrando capítulos. Como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos. Lo importante es poder dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso, a veces es tan importante destruír recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.
Yo se que hay veces que parece que estamos en un mar de angustias y decepciones nadando solos a punto de ahogarnos, yo se que a veces en la vida parece que caminamos en un campo lleno de ortigas, y pensamos que nunca vamos a poder salir adelante sin… sin dolor, sin sufrimiento. La vida no es fácil para nadie, algunos parecen que tienen todo el confort que se puede tener pero no tienen nada en el corazón y a otros al revés y siempre por algo se sufre. También puede pasar que nos
pongamos un disfraz para que nadie nos vea sufrir, pero todos tenemos problemas
que solucionar
, graves, pequeños, ocultos, a la vista de todos pero siempre hay.
Problemas consigo mismo, con otras personas con todos porque se sienten
perdidos. La vida siempre nos da la chance de cambiar, yo sé que no es fácil, ni
para vos ni para nadie, para unos más, para otros menos, pero para todos es un
campo lleno de ortigas, solo hay que aprender a cruzarlo y mandarse, yo se que se puede… se puede.

11.12.08






Y ya que estás aqui pasando al lado mio, que tál si te digo todo lo que siento por vos? ¿Lo que me hiciste sufrir? ¿Lo que cambiaste en mi vida?; no creo que te gustaria escuchar más criticas ¿verdad? Oh! porque vos tenes una vida diferente a las demás; NO SEÑOR; te crees único en este mundo de mierda, en este universo; te crees que todas te quieren, solo las quieres por sexo; te crees que voy a seguir detras de vos; te crees que van a seguir detras de vos; NO SEÑOR NO!; te dije alguna vez que no, te rechazé algunas cosas, y vos solamente pensaste en enloquecer, en enojarte conmigo por no hacer lo que querias. Gracias por haber abierto mi cabeza y pensar mejor quien sos vos.

6.12.08


Hay cosas que nunca cambian, cosas que aunque ya no estan presentes en su forma tangible te acompañan cada dia, por las mañanas y las noches. Hay cosas que nunca se van, que aunque se despiden de vos, te exigen a gritos tu presencia y todo lo que concierne a VOS. Hay cosas que duelen, como la ausencia de aquellos que mas amas. En otros casos, hay personas que dicen entenderte, que dicen escucharte, pero mi vacio no se llena con un simple palabrerio. Hay otras que dicen ser tus amigos, se acercan a vos haciendote creer que encerio les caes bien y solo es convenciencia, porque tu presente les conviene. Hay otras que se mantienen distantes porque tu fama, porque tu ego es mucho mas grande que el de ellos, lo miran desde lejos porque saben que tener cerca a alguien asi seria opacar su persona y su autoestima. Hay otras personas que son tus verdaderos soportes, sin ellas vos no serias vos, serias quizas mucha cosa junta pero nada en concreto. Podra haber un mundo con millones de personas a tu alrededor pero son muy pocos, son los contables, los que estan en tus manos los que realmente van a estar SIEMPRE con vos. Quizás no siempre como te gustaria que estén, pero a uno la presencia lo llena. Por lo menos una porcion de tu vacio hoy en día esta un poco mas completo.

La soledad era mi amigo mas fiel, hasta que todo comenzo a ser maravillosamente inmenso cuando conoci lo que es no sentirse solo. Porque claro, las sensaciones son solo eso: sensaciones.



Adelantas unos minutos el reloj para no llegar tarde, hablas poco para no dar demasiada información, dormís menos para no desaprovechar el tiempo. Tu vida marcha al pie de la letra dicen, pero.. Porque un día salís a la noche volves a tu casa las 8 de la mañana tomas un café, te das una ducha y asi seguís tu vida sin dormir aunque sea un poco, llegas tarde porque no encontrabas la camisa que corresponde ponerte los lunes y te pones otra y sumado a la tardanza va la combinación del uniforme. Porque no rompes las reglas que alguien impuso un día y disfrutas de la libertad te sacas de la cabeza la rutina que mata agobia y no te deja crecer. En un día se puede vivir la mayor felicidad que recordaras toda tu vida, asi que busca la manera de mejorar tu vida un día. (Las locuras del día.)

Peor que la convicción del no es la incertidumbre del tal
vez, es la desilusión de un casi.
Es el casi el que incomoda, entristece, que
mata trayendo todo lo que podría haber sido y no fue.
Quien casi ganó, todavía
juega, quien casi murió está vivo , quien casi amó, no amó.
Basta pensar en las
oportunidades que se escurrieron, en las chances que se pierden por el miedo.
Me
pregunto a veces, ¿qué nos lleva a elegir una vida tibia?
Si la virtud estuviese
en medio término, el mar no tendría olas, los días serían nublados y el arco
iris en tonos de gris.
La nada no ilumina, no inspira, no aflige ni calma,
apenas amplia el vacío que cada uno trae dentro de sí.
Ni la fe mueve montañas,
ni todas las estrellas están al alcance, pero preferir la derrota previa a la
duda de la victoria, es desperdiciar la oportunidad de merecer.
Para los errores
existe el perdón, para los fracasos, oportunidad; para los amores imposibles,
tiempo.
De nada sirve cercar un corazón vacío o economizar el alma. Un romance
cuyo fin es instantáneo o sin dolor, no es romance.
No dejes que la melancolía
sofoque, que la rutina acomode, que el miedo te impida intentar.
Desconfía del
destino y cree en ti.
Gasta más horas realizando que soñando, haciendo que
planeando, viviendo que esperando, porque aunque quien casi muere está vivo ...
Quien casi vive, ya murió.

Aunque trates de borrarlo, aunque no dudes que es parte de tu pasado, no me podés negar que cuando escuchás ese tema que alguna vez escucharon, cantaron o estuvo en algún momento de los dos, no te acordás de él. A mí no me digas que no te acordás de él cuando pasas a metros de la esquina de su casa, cuando no olés su perfume en la calle, cuando ves a alguien parecido a sus amigos, cuando te dicen ese apodo con el que él tanto te llamó, cuando te dan consejos que ya oíste pero de él, cuando lees esto. A mí no me lo podés negar.